>
Vaya al Contenido

Despierta

Escuela Iberoamericana de Coaching
Publicado de Alba Rondón Luna · 26 Julio 2020
El vuelo de las aves, la brisa que provoca la danza de los árboles, el pasto vibrando acompasadamente al paseo de la mariposa. ¿Es que no lo habías visto antes?... ¡Despierta!
La fragancia de la tierra mojada, la humedad del aire que invade tu respiración, acaricia tu rostro y tu cuerpo desnudo debajo de tu vestimenta. ¿Es que no lo habías sentido antes?... ¡Despierta!
El canto orquestado de las aves, los grillos, los perros, la piedra que rueda al descuido por el riachuelo hacia el flujo inevitable de la existencia… la voz traviesa de los niños jugueteando en el aquí y ahora. ¿Es que no lo habías escuchado antes?... ¡Despierta!
Todo se manifiesta como un regalo y sin permiso penetra mi cuerpo para tocar mi ser… La existencia me dice: ¡Estoy aquí a tu alrededor y dentro de ti porque te pertenezco y eres parte de mí!… ¡Despierta!
Despierta la totalidad de tu existencia, despierta a la existencia en su totalidad, porque todo es parte de ti y eres parte de todo… Entonces, al sentir el canto de las aves, el movimiento de los árboles, el olor de la tierra mojada, la risa de los niños, la piedra que rueda, la voz de los otros… Entenderás que participar de la existencia apacible y sutil del todo, dará plenitud a tu espíritu tan solo con la intensión de mirar, escuchar y sentir apasionadamente aquello que te es dado…
Solo si despiertas podrás vencer el miedo a perder, porque la sutileza de la flor, el árbol, la mariposa, el ser amado, permanecerá vibrante en ti en el sonido de su ausencia. Y en esa ausencia encontrarás que nada se habrá ido porque vive en ti…
La sutileza florecerá en ti fundiéndose con el todo que te habita en lo que miras, hueles, oyes, sientes… Entonces la semilla de la gratitud hace germinar esa fuente inagotable de amor donde no hay espacio para juzgar. Porque cómo criticar la planta, la brisa, la flor, el árbol, la piedra o el otro que cohabita contigo si todo forma parte de ti. Sería ofender la propia existencia o la naturaleza de la creación…
Despierta tus sentidos, despierta tu ser, entrega todo y déjate invadir por la existencia misma. Porque Ella es la totalidad, pero también eres Tú. Así que al entregarte como el agua que fluye por el riachuelo todo lo bueno y lo malo será una bendición.  Serás como la piedra de río lisa y redonda que en su largo rodar dejó de tener pliegues y hendiduras donde guardar sucio o atascarse en el camino… El flujo te recorrerá con su energía divina sin resistencia y habrás ganado el regalo de descubrir que no hay piedras en tu río, Tu eres la piedra. La piedra hermosa y redonda que por su forma tiene el privilegio de rodar a través del río y apreciar el perfume, la fragancia, la presencia silente de todo lo que va quedando atrás y que ya no está porque simplemente se ha venido contigo adentro.
Sentirás que la ausencia ya no es tristeza. La ausencia será gozo, gratitud y libertad. La libertad de estar como y donde quieras: como el vuelo del ave, el aroma de la brisa y la rareza sutil de todo lo amorfo, atemporal y silente que te acoge como el suave y tibio útero de la vida. Estarás siempre en casa sintiendo que todo está aquí para ti, todo está en ti como un regalo de la existencia… El regalo eres Tu…
Despierta tus sentidos…
Despierta tu alma…
¡Despierta!...




Praceta Barahona Fernandez, #2, -2.
Loures, Lisboa. Portugal.
2670-525.
Tlf. +351 968 920 994
Creado por Portuniglia Web Design Agency, Portugal.
Regreso al contenido